Archivo de etiquetas| vida

Estrenando el nuevo metro de Málaga

Ah cuánto tiempo sin veros, cuánto tiempo sin hablar con vosotros. Pero no hay mejor manera de inaugurar el nuevo año que subiendo una nueva entradita al blog, ¿a que no?

Hace un par de semanas tuvimos la suerte de encontrarnos entre los primeros pasajeros en estrenar el nuevo Metro de Málaga. Por desgracia, siendo como soy yo, ¡no se me podía ocurrir nada mejor que hacer que olvidarme la cámara en casa! Pero por suerte para nosotros, hoy en día los móviles también vienen dotados de cámara.

Metro de Malaga

Durante toda una hora pudimos movernos por la red tal como nos daba la gana. Podíamos subirnos en los trenes que queríamos, entrar y salir de las estaciones, explorar todas las estaciones que deseábamos……

Ciudad de la Justicia

Ésta es una de las estaciones donde podíamos bajarnos y salir al exterior, y luego volver a entrar, La Ciudad de la Justicia. El día 21 de diciembre sólo estaban abiertas siete de las veinticinco estaciones que se supone que compondrán el nuevo sistema del metro, quince en la línea roja (número uno) y diez en la azul (número dos). ¡Tenemos además la suerte de vivir muy cerquita de tres de estas estaciones!

Andenes vacios

Aquí se aprecia lo vastos, inmensos y vacíos que parecen los andenes durante esta fase pre-inaugural. Pero confío en que no tardarán mucho en llenarse de oficinistas estresados entrando tarde a trabajar por las mañanas temprano.

Dentro del metro

Aunque poco tiene que ver con el metro, me apetecía terminar hoy con una fotita de un belén típico que puedes ver en un escaparate cualquiera de una tienda cualquiera. Cuánto cuidado y esmero dedican los dependientes a estas pequeñas y verdaderas obras de arte.

Belen

Si os ha gustado esta entrada (¡espero fervientemente que síii!), tal vez os puede interesar:

La Antigua Prisión Provincial de Málaga

Fotografías de una vida típica

Mi Primera Maqueta

Anuncios

Mi Primera Maqueta

Desde hace algún tiempo, las personas que mejor me conocen han estado animándome a subir algunas maquetas de música que tengo al internet. Pero ya sabéis, cómo somos los seres humanos, algunos (como yo por ejemplo) tendemos a ser algo tímidos y nos cuesta mucho sacar nuestras cosas ahí fuera a la fría luz del día.

Las personas como yo solemos esconder nuestras cosas en el fondo del armario (¡o del ordenador!). Pero por fin me animo a hacer la prueba y subo aquí mi primera maqueta. No sé cómo subir música a WordPress, de modo que en vez de eso simplemente pego aquí el enlace a MySpace donde tengo la canción subida.

(Hacer clic en la foto que la foto es un enlace y os llevará a la página de MySpace.)

Flores en Marbella

(Hacer clic en la foto que la foto es un enlace y os llevará a la página de MySpace.)

Espero que algún día en el futuro haya más maquetas pero me temo que para que eso ocurra, ¡tendría que descubrir cómo conectar los cables a la nueva mesa de mezclas! (Si por casualidad hubiera alguien por ahí leyendo eso, y justo resulta que vive cerca de mí y entiende de cables y electrónica, ¡estaría muy agradecida si pudiera venir y echarme una mano jaja!)

Si os ha gustado esta entrada (¡espero fervientemente que síii!), tal vez os puede interesar:

Incursión en blanco y negro

Cómo ocupamos los findes

Selwo Aventura

Tus sueños se hacen realidad

Bueno, como continuación a la anterior entrada sobre sueños e ilusiones, se me ocurrió tal vez exponer un poco algunos aspectos más prácticos de dichos temas. Lo que está en nuestras manos HACER para llevar nuestros sueños a cabo. Porque, claro, es todo muy bonito y todo eso, la idea de vivir nuestros sueños pero…… ¿¿CÓMO??

Soñar sueños

La mayoría de nosotros nos sentimos confundidos a la hora de pensar cómo podemos hacer para llevar nuestros sueños a cabo y verlos en la realidad, y no sólo en la cabeza. Si alguien tiene algunas sugerencias al respecto, me encantaría leerlas, si quieres comentar en la sección de comentarios, al final de esta entrada.

Supongo que lo primero que debemos hacer, es DEFINIR NUESTROS SUEÑOS. Saber con qué soñamos exactamente. La mayoría de la gente ni siquiera sabe a ciencia cierta, qué es lo que realmente desea conseguir, lograr u obtener. Y si no sabemos qué queremos, ¿cómo vamos a conseguirlo?

Yo tengo muchísima suerte, desde siempre he sabido qué es lo que quería, durante toda la vida, y lo único que me faltaba era suficiente TIEMPO para dedicar a mis sueños, porque he tenido que ganarme la vida desde temprana edad (¿a que la vida puede ser dura?) porque, claro, los que no vivimos en casita de mamá y papá…… Pero incluso si te consideras un vacilante eterno, un dudoso, que nunca has sabido decidirte por nada, si te paras a pensarlo, seguro que te das cuenta de qué es lo que realmente quieres en tu vida. Si ahora mismo ganaras la lotería, ¿qué harías?

Tal vez emprenderías un viaje alrededor del mundo, dejarías tu trabajo y te dedicarías a cultivar orquídeas raras, o te comprarías aquel chalet con un gran jardín para plantar flores y una piscinita.

A lo mejor eres el tipo que se montaría su propio negocio. O volverías a los estudios, que por desgracia dejaste cuando tenías 14 años y ahora lamentas haberlo hecho. O tal vez lo que más deseas es tener una familia, ahora que puedes mantener a tus hijos.

Así que, ya has conseguido definir QUÉ es lo que quieres, llega el momento del “cómo”. Ya es hora de pensar en un plan.

Si lo que quieres es comprar una casa nueva o viajar por todo el mundo, puedes mirar a ver si tienes la posibilidad de ahorrar para ello empezando desde ya. No salgas a cenar (al fin y al cabo la comida de la abuela, que ahora puedes elaborar tú mism@, está muy rica……), no pidas aquella pizza que las estofadas hechas en casa son más sanas en todo caso. Si necesitas más dinero, busca un trabajillo por horas. Puedes limpiar, trabajar de manitas (hay montones de gente, como yo, ¡que no sabemos ni cambiar una bombilla!, y nos vendría de perlas una ayudita de vez en cuando……), arreglar ordenadores en casa en tu tiempo libre. Pasear perros.

En vez de contemplar aquel vestido nuevo, incluso en rebajas, mejor guardas el dinero para irte a Jamaica. ¿Y de verdad que necesitas tantos zapatos? Yo sólo tengo un par para el invierno y otro para el verano. Vale, vivo en Málaga y aquí nos apañamos con las chanclas de los bazares durante gran parte del año (de hecho ahora mientras escribo aquí en mi casita con las persianas echadas por la ventana se oye un vecino: ¡Ojúuu, que ahora mismo marca 44 gradosss!) pero ¡ojo! Yo trabajo. Y las chanclas no molan en el trabajo…… Si te paras a pensarlo, ¿qué prefieres, el vestido o el viaje a Jamaica?

Si, por el contrario, para lograr tu sueño, necesitas SABER o HACER alguna cosa, entonces, ¿por qué no empiezas desde ya mismo? Construye un plan, anota ideas. Si quieres sacarte esa carrera ahora, o cambiar de empleo, empieza ya a mirar qué te falta. Hay sitios en todas las ciudades donde sacarte el Graduado Escolar si lo quieres, o incluso el Bachillerato.

Ahora bien, nadie ha dicho que fuera a ser fácil o rápido. Las cosas que realmente deseamos, las cosas que valen la pena, tardan su tiempo. No sería realista no esperar necesitar una buena dosis de paciencia y esfuerzo. Pero esfuerzo no es sinónimo con trabajar duro en algo odioso. Si te encanta hacerlo, trabajarías con mucho gusto y felizmente. Se necesita tiempo para sacarse el Bachillerato o entrar en una universidad. Hay que trabajar para llevar los estudios a buen fin. Pero vale la pena hacerlo, porque si te tiras un año intentando conseguirlo, a lo mejor dentro de cinco ya estás con el empleo de tus sueños. Pero si no tienes la paciencia para aguantar ni siquiera un año, lo más probable, dentro de cinco seguirás en este mismo empleo soso y sin futuro, donde te encuentras ahora.

Pues, sí, con un buen plan, una gran fe en tu sueño y un deseo ferviente de ver tu sueño cumplido y hecho realidad, además de mucha paciencia y la determinación de no dejarte desviar nunca de tu sueño, pase lo que pase, seguro que lo alcanzarás. Como ves, no es fácil. No es una varita mágica y si no aguantas la espera, entonces no es un sueño que te valga la pena.

Pero si, en cambio, estás dispuesto a invertir lo que haga falta en tu sueño, seguro que lo lograrás.

Peter KummerLos que sabemos español contamos además con una pequeña gran joya, un verdadero tesoro, para ayudarnos en este camino y se trata de un libro excelente: “Todo es posible”, del autor alemán Peter Kummer. Lo he leído montones de veces y siempre es una fuente inagotable de inspiración para mí. (Dicho sea de paso, no conozco al autor para nada ni tengo nada que ver con él, sólo soy una gran admiradora suya que desearía que se tradujeran más de sus libros al español, los cuales ahora sólo están disponibles en alemán.) Lo podéis encontrar dando tumbas por ahí, en las librerías dedicadas a temas del New Age o a las colecciones. Seguro que con la ayuda de los consejos e ideas mencionados en este libro, pronto veréis cómo ya mismo estáis viviendo vuestros sueños.

En entradas posteriores (es a decir, dentro de dos años, tal como va la cosa, pero como mencioné en mi entrada anterior, ahora preveo pasearme muy poquito por este blog porque ¡estoy tan ocupada llevando mis sueños a cabo que no tengo tiempo ni para bloguear!), si me animo, contaré algunos detalles de lo que estoy haciendo a nivel personal para poner en práctica las maravillosas sugerencias de estos libros, para que veáis cómo funciona en la vida real, y qué tal me va. Pero como no soy muy dada a contar mucho sobre “proyectos en camino”, probablemente esta jugosa entrada no existirá todavía durante un buen rato……

¡Un gran besote a tod@s, y que se cumplan todos vuestros sueños y deseos!

Sueños

Porque toda la vida es sueño
Y los sueños sueños son.
(O algo así me parece que lo dijo algún famosillo, por ahí, en algún momento de la historia……)

Cazador de sueños

Bueno, está claro que hace mucho tiempo que no subo nada aquí. A decir verdad siempre se me ha dado fatal eso de guardar un diario, ¿a que se nota?

Últimamente como la mayoría de los mortales hemos estado bastante ocupados simplemente tratando de mantanernos vivos, con nuestra vida corriente, mundana, rutinaria. Como la mayoría de las vidas. Los niños acudían al colegio, yo al trabajo…… Vamos, una aburrida vida normal y ordinaria.

A menudo yo miro a la gente con asombro, sólo sobreviviendo nada más, y no entiendo cómo pueden seguir adelante. ¿Adónde se han ido sus pasiones? ¿Qué fue de sus sueños, ilusiones y ardor? ¿Con qué soñaban hacer, qué soñaban lograr o cumplir, cuando eran unos jovencitos? ¿Y todos estos sueños, qué ha sido de ellos? ¿Adónde se fueron a parar?

Los sueños pueden ser de cualquier tipo, existen tantos sueños en el mundo como personas. Si existe en el mundo, si se puede hacer, puedes estar seguro que alguien ha soñado con ello alguna vez. A lo mejor tú deseabas practicar el parapente, o viajar alrededor del mundo. Quizás te hacía ilusión ser dueño de tu propia casita con jardín y vistas al mar.

O tal vez deseabas conocer Jamaica. No Bahamas ni Barbados, sino Jamaica. ¿Quién sabe, por qué soñamos lo que soñamos, de dónde vienen los sueños?

Sea cual sea tu sueño, ¿por qué no empiezas a vivirlo desde ya mismo? ¿Por qué no empiezas a ahorrar para ese viaje a Jamaica, o para la entrada de esa casita en el campo?

Si lo que te vuelve loco es el parapente, métete en internet y pon en Google “parapente”. Casi seguro, alguien tiene un negocio llevando a principiantes de excursión por parapente en tu región.

Ahora bien, mis hijos no tienen sueños. Son pequeños y viven el día a día. Lo único que desean hacer con sus vidas es jugar al Nintendo. Un día bueno y fructífero para ellos es cuando pueden pasarse toda la jornada entera con ese aparatito en sus manos, matando a malos o ganando carreras o yo qué sé que hacen ahí. Un día de disgustos es cuando, en cambio, algo les aparta del preciado Nintendo, como el colegio.

Yo me preguntaba que cómo podían los niños vivir así. ¿No tienen ilusiones para su futuro? ¿Algo que sueñan con hacer cuando sean grandes?

Pero en realidad, me doy cuenta de que, de hecho, realmente no tenemos sueños de verdad para el futuro hasta que podamos alcanzar una edad donde somos capaces de tener la conciencia de que EXISTE el futuro. Para los niños, el futuro no existe. La vida es lo que hay ahora mismo y ya está. No son capaces de concebir un momento que va a ocurrir, dentro de un rato nebuloso e indefinido, que no pueden ver. Para ellos, lo que hay ahora mismo es lo que hay y es lo único que hay. No tenemos conciencia del futuro hasta, quizás, que nos convertimos en adolescentes.

Y tal vez, vivir así es al fin y al cabo, la mejor manera de vivir. Los niños son felices, siempre que su mundo y todas las personas que lo compongan estén felices y les hagan sentirse bien. El mañana no existe, para ellos. La felicidad, para ellos, es poder tirarse toda la jornada haciendo lo que más les encanta hacer (en este caso ¡jugando al Nintengo, argh!), y ya está. Para ellos, no hay nada más ni nada mejor en la vida. Nadie les obliga a jugar con el Nintendo, lo hacen porque les encanta.

Y supongo que así es cómo podríamos concebir, nosotros mismos, la vida también. Pasarnos los días haciendo lo que más nos encanta. Lo que hacemos porque nos encanta hacerlo, y no porque alguien nos obliga a ello.

Claro está, todos sabemos que no podemos siempre ganarnos la vida haciendo lo que más nos encanta pero, ¿y por qué no? Si te encanta jugar al golf, pero no te ves con el talento para convertirte en el campeón mundial y vivir de la cuenta, ¿por qué no buscas otra manera de vivir con el golf en tu vida? Tal vez tengas un buen trabajo que te deja mucho tiempo libre para dedicarlo al golf. Tal vez puedes ahorrar todo tu dinero y montar tu propio pequeño campo de golf, o una empresa relacionada con el golf.

Podrías plantearte ganarte la vida enseñando a otros a jugar, o trabajando como caddy. Igual te surge la oportunidad de conseguir empleo en un campo de golf que permite que sus empleados jueguen gratis en el campo durante su tiempo libre. Hay mil maneras, si usas tu imaginación.

Bueno, ya me pierdo un poco y me olvido de la razón por qué empecé esta entradita del blog. Yo es que me estaba preguntando que cómo podía la gente vivir sin ilusión, algo que les propulsara hacia delante, algo por lo que levantarse cada mañana. Algo por lo que vivir. ¿Cómo se puede plantearse vivir toda una vida sin hacer lo que a uno le apasiona por lo menos en algún momento? Si quieres realizar películas, puedes hacer como un afamado director de cine de este país (no Almodóvar sino otro que también tiene mucha fama, no me acuerdo de su nombre) y realizar vídeos durante los fines de semana hasta que logres que te conozcan y empiecen a pagarte por tus largometrajes, siempre famosos y exitosos.

¿Cómo puedes gozar de alegría de vivir, si no estás haciendo alguna cosa para llevar a cabo tu sueño, para tratar que tu sueño se haga realidad?, dedicándote a alguna cosa que te encanta hacer, o alguna cosa que realmente quieres lograr, conseguir u obtener. Nunca he podido entender de dónde sacaba la gente las ganas de vivir, si no estaban haciendo lo que les encanta y les apasiona, o no estaban en el proceso de tratar de ver sus sueños hechos realidad. ¿Cómo se puede sólo sobrevivir y nada más? ¿Cómo se puede vivir así? Hay más en la vida que sólo pagar las facturas y poner el pan en la mesa.

Bueno, si por casualidad lo que más te gusta hacer es bloguear y compartir una parte de tu vida con los demás a través de tus pensamientos, reflexiones e informaciones en tu propio blog, me encantaría afiliarme contigo si tú quieres. Para leer más sobre el tema de afiliarte a mi blog, puedes hacer clic en este enlace.

¡Ay! ¿Y de dónde narices habrá salido todo esto?, te estarás preguntando ahora mismo (si es que has conseguido leerme hasta aquí, es a decir, jeje). Bueno, el hecho es que llevo un largo rato trabajando en un empleo que realmente me trae un poco sin cuidado, un trabajo que ni fú ni fá, y me preguntaba que, ¿de verdad, qué sentido tiene todo esto? ¿Por qué nos dejamos la piel en trabajos aburridos y sosos que realmente no nos gustan para nada? En mi caso, vale, tengo excusa: soy madre soltera y tengo que pagar las facturas, el alquiler, alimentar a mis niños. Y en estos tiempos de crisis, la verdad, muy pocos tenemos el privilegio de escoger CÓMO vamos a conseguir todo esto, ¿a que no?

Pero, aun así, nos preguntamos: ¿y dónde está la VIDA, la verdadera vida de verdad? Comer y pagar las facturas, no es vivir.

Siempre me preguntaba con asombro que cómo se puede vivir sin ilusión, algo a lo que anticiparse con deleite, algo que siempre has deseado hacer, y PUEDES hacer.

Pero también llega un momento en la vida cuando ya no basta con soñar, con tener sueños. En un momento dado, necesitas hacer tus sueños – ¡REALIDAD!

Y éste es el momento en el que me encuentro ahora mismo. Lo que me deja (por desgracia, ¿o no?) poquísimo tiempo para bloguear. ¡Argh!

De modo que, de momento, no sé cuándo volveré a subir más entradas a este pequeño y modesto blog. Pero podéis estar seguros, si no sabéis nada de mí en un buen rato, es porque estoy ocupadísima dedicándome a llevar mis sueños a la realidad (a diferencia de estar sólo soñándolos nada más, en algún lugar en el éter…….), por lo que no tengo tiempo para crear entradas de blog.

Ahora bien, eso sí, cuando pueda, me dejaré caer por aquí de vez en cuando si tengo novedades, alguna cosa que quiero contaros, para anunciar algo interesante…… Os advierto, puede que tarde una buena temporada, pero es lo que dice la gente: la verdadera diversión está en el camino. A ver si será verdad……

Y a pediros disculpas por este español tan entrecortado, tal vez algunos de vosotros ya sabéis, de entradas anteriores, que el español no es mi lengua y bueno, al fin y al cabo nosotros no escogemos nuestro idioma materno cuando nacemos sino que nacemos simplemente, en un país determinado (en mi caso el Canadá), sin que nadie nos preguntara si eso es lo que deseábamos, y naturalmente, crecemos hablando el idioma natural de ese país, sea cual sea. Lo que SÍ podemos escoger, al crecer y hacernos mayores, es el país donde queremos seguir viviendo, y las lenguas que desearíamos aprender a usar, y en mi caso, pues he escogido España y, claro está, a aprender el español también. Por lo que, ahí lo tienes, mi pequeño blog en español. (Y por si os interese, también podéis leer esta y otras entradas en su lengua original en mi blog en inglés, pulsando sobre este enlace.)

¡Un besiño a tod@s y gracias por leerme!

Un Tablón de Anuncios de Blogs

¡Hola a tod@s!

Bueno hace tiempo que no me meto en este blog, la verdad entre el trabajo y el blog en inglés (al que podéis acceder pinchando aquí), ¡pues tiempo no me sobra desde luego!

Aquí quería mencionar un nuevo proyecto llamado El Tablón de Anuncios de Trihia’s Makeup Site.

Es, efectivamente, un tablón de blogs, donde todo el mundo puede ir a dar una vuelta para conocer nuevos blogs o, si queréis, para apuntar vuestro propio blog también, para que lo conozca otra gente.

Otra buena manera de daros a conocer si tenéis un blog, es afiliarse a mi blog. Se trata simplemente de que intercambiemos la imagen y la dirección de nuestros respectivos blogs, de modo que yo publico el nombre y la imagen con un enlace a tu blog aquí, y tú, a cambio, haces lo mismo por mí en tu blog.

Puedes leer más en detalle sobre esta idea genial (que creo que funciona ya como una cosa normal en los blogs de Google, los terminados en blogspot.com, pero hasta ahora no la he visto por acá por los blogs WordPress) pinchando aquí: Afíliate a mi blog.

Bueno os dejo por el momento porque estoy preparando una nueva entrada para colgar aquí, una que espero que pueda ayudar a quienes de vosotros habéis sido “engañados” por el tinglao montado por la empresa Revitaderm, de la cual hablo en la entrada anterior.

¡Un abrazadito a tod@s!

Selwo Aventura

Paseo de las jirafas

Buenos muy buenos pero que muy buenos días a todos de nuevo. He decidido desviarme un poco del tema de Barcelona y dedicarme hoy a otros lugares iguales de guay, donde también hay mogollón de cosas divertidas para hacer y ver, y además que quedan por aquí por casa, como se dice.

Pero no hay que agobiarse, si las entradas sobre Barcelona son lo que más te mola, tendrás más oportunidades. Otro día retomaré aquel hilo, incluyendo esa misteriosa palmerita ubicada en algún lugar secreto en pleno centro de la ciudad, y cuya foto aparece en la entrada que sigue inmediatamente a ésta. De modo que, te recomiendo encarecidamente que no pares de leer cuando termines con este artículo sino que sigas más adelante, y descubrirás más entradas nuevas.

Hoy me apetecía charlar sobre los parques safari. Últimamente, al parecer, hay una gran polémica acerca de los zoológicos y de si es realmente ético mantenerlos. Ahora bien, yo personalmente siento que no hay que agrupar peras con manzanas y echar a los zoológicos junto con los parques safari, puesto que las infraestructuras y la manera de montar cada uno de estos 2 tipos de atracciones son bastante distintas. En un parque safari, los animales vagan con relativa libertad y a su aire, gozando del uso de una gran extensión de terreno, a diferencia de los zoos, donde los animales se encuentran encerrados en jaulas.

En los parques safari, también han demostrado un gran afán por defender las especies protegidas y cuidar de pequeños bebés huérfanos que de otro modo se habrían muerto, abandonados a su suerte en la selva o en otros entornos salvajes.

Aquí mismo muestro un ejemplo de aquello de lo que estoy hablando. Se trata de unos animalitos que fueron rescatados por nuestro propio parque safari de Selwo Aventura, en Estepona:

Macacos de Berbería

Lo que se explica, aquí en el texto de este cartel radiante de claridad, es la historia de unos macacos de Berbería, que son una especie de monillo sin rabito oriundo del norte de África, los cuales son famosos ahora por correr en libertad por todas partes de Gibraltar. Estos individuos fueron rescatados de los hogares de unos ciudadanos particulares, quienes los guardaban como mascotas, luego de haberlos llevado de contrabando de sus lugares de origen en el norte de África. Se trata de una especie en peligro de extinción, por lo que hay que protegerlos y cuidarlos con mucho esmero.

Macaco de Berbería solitario

Aquí se puede visualizer a uno de estos felices macacos viviendo su vida en el parque safari de Selwo Aventura.

En Selwo, puedes montarte en un jeep similar a los que se usan en los safaris de verdad, en África, y dar un paseo por todo el parque entero recostado cómodamente dentro del jeep. Yo te recomiendo que aproveches y cojas uno de estos jeeps, no por pereza sino porque hace mucho más agradable tu experiencia de la visita al parque. Te permite explorar el parque en toda su extensión, y no perderte ni un solo rincón de este espacio tan sorprendente. Además de que, si fueras a recorrer todo el parque a pie, tardarías varias horas.

Otra muy buena razón para montarte en el jeep es porque hay lugares y áreas que, simplemente, no puedes entrar a pie para explorar por tu propia cuenta. Son zonas donde los animales están morando muy a gusto y en paz, haciendo lo mismo como harían en sus sábanas de origen, descansando en las sombras de los árboles, masticando su comida a su aire, y se sentirían la mar de molestos si tuvieran que lidiar todo el tiempo con una masa de turistas atontados y perdidos.

Jeep

Nosotros vamos al parque safari de Selwo todos los años, es como un peregrinaje. Nuestra rutina es que nos gusta montarnos en los jeeps, dando una vuelta por todo el terreno hasta el último rincón más remoto y perdido, y desde ahí volver hasta la entrada andando.

Ahora bien, no hace falta ser una especie de Bear Grylls para realizar una visita totalmente satisfactoria, ni tener la forma de un atleta olímpico. La ruta de vuelta a la entrada tarda unas 3 horas más o menos, dependiendo del tiempo que piensas dedicar al estudio y a la admiración de las diferentes criaturas con las que te puedes encontrar. Si ves que te fallan los pies, siempre puedes coger un jeep que te lleva sin problemas de vuelta hasta la entrada.

Pero ni falta hace mencionarlo, ¡está claro que es muchísimo más divertido volver andando!

La ruta de la “selva” del parque incluye una travesía por unos puentes colgantes parecidos a los de las películas de Indiana Jones.

Puente colgante

Tienen pinta de ser un poco escabrosos, supongo. Al tío que iba con nosotros en el jeep, un tipo joven, fuerte y machote, le dio cosa subirse a uno de estos puentes colgantes y se dio la vuelta y volvió a la entrada en jeep.

Pero si haces esto no sabes la diversión que te estás perdiendo.

Camello dromedario

A mi hijo mayor le gusta montarse en camello. Lo que pasa es que a estas pobres criaturas les cuida un individuo irascible e iracundo, un verdadero cascarrabias, que siempre está pegándoles patadas a los exhaustos dromedarios para que se levanten.

Le pregunto si no sería mejor, como su cuidador y la persona en quien tienen que confiar, si les hablara con cariño y les acariciara en vez de pegarles, pero sólo me contesta con gruñidos. Me pregunto que quién será la verdadera bestia aquí.

Bebé elefante

Todos los años venimos a Selwo, y el año pasado había un bebé elefante recién nacido.

Elefante mayor

Ahora, aquí tenemos el mismo bebé elefante, un año más tarde. Como se puede notar, está más grande, independiente, redondo. Ya no se le mima ni se le acurruca tanto. Ahora tiene que hacer las cosas por sí mismo. Al igual que nosotros los humanos.

Los elefantitos son muy preciados, porque una mamá elefanta sólo puede tener un único retoño a la vez, y se pasa unos 22 largos meses conectando en comunión íntima con su pequeño en cada embarazo.

El parque safari de Selwo guarda la mayor colección de pájaros exóticos y salvajes de Europa en su aviario. He aquí algunos originales retratos de sus habitantes:

Pájaro exóticoPandilla de pájaros exóticosPájaro exótico en un árbol

Parece cosa fácil, fotografiar a unos ejemplares encerrados y sobre todo tomando en cuenta las dimensiones de algunos de ellos, ¿no? Pero en realidad, no lo es. El que los puedas captar o no, depende mucho de su estado de ánimo y de tu suerte. Y eso es así, porque les encanta esconderse entre el abundante y exuberante follaje y jugar al pilla-pilla con nosotros, disimulándose como camaleones.

Pájaro exótico escondido

A ese grandullón se le caían las babas por todos lados, viendo comer a mi hijo.

Pájaro babosoPájaro hambriento

Pero este ladronzuelo sí que consiguió robarle el sandwich de entre los mismos dedos de su mano a mi niño, de la gula que llevaba.

Pájaro ladrón

Aunque por otro lado, al parecer mi hijo tiende a ser presa fácil de los pajarracos. En el cole las gaviotas acostumbran a hacerle compañía, engatusándole con sus simpáticos gorgoteos hasta que ¡plas! De repente se abalanzan sobre él de forma nada amistosa y se llevan su desayuno de un tirón. Y el pobre se queda con un hambre……………

Vista panorámica de Selwo Aventura

Flores para los Muertos en el Día de los Muertos

El día después de Halloween es el Día de los Muertos.

Flores Rojas en el Campo

En el mundo anglosajón la gente no suele pensar demasiado en eso. Para los estadounidenses, Halloween significa truco o trato, calaveras iluminadas y tal vez una buena tarta de calabaza casera con sidra. Y ya está. Un rato de diversión para los niños. Una buena excusa para reunirse con los vecinos y pasar la tarde en su compañía.

Pero en otras partes del mundo, el 1 de noviembre es el Día de los Muertos. Es el momento para recordar a los muertos que amamos, a los seres queridos en el otro lado.

La gente lleva flores a los cementerios. Se reúnen con los familiares para recordar y rememorar tiempos pasados que ya han dejado de existir.

Bueno, cada cual tiene su propia teoría acerca de lo que sucede cuando la gente muere. Tengo amigos que sufren, porque ellos creen que el alma no existe o que si lo hace, no es inmortal. Ellos se creen que sus seres queridos simplemente se extinguieron nada más, como la llama de una vela, cuando murieron.

Ahora bien, yo no soy médium. Pero creo que debe de ser el don más precioso, poder compartir una habilidad así con el mundo, ayudar a aliviar el dolor de los afligidos con mensajes de consuelo de sus seres queridos que han pasado a otra vida.

Y fíjate que yo no he dicho que se hubieran muerto sino, simplemente, que han pasado a otra vida. Una vida nueva en un mundo desconocido para nosotros.

Pero el que sea desconocido no significa, para nada, que no exista, o que no sea real también. “Hacia el Oeste”, como solía llamarlo Tolkien en su manera singular y simbólica.

Claro está, me doy cuenta de que probablemente habrá mucha gente por ahí que no estará de acuerdo conmigo, o que no QUIERE estar de acuerdo conmigo. Seguramente tienen sus propias teorías y nociones sobre lo que sucede cuando morimos.

Tal vez tengan miedo de terminar hundiéndose como títeres hasta llegar al fondo del purgatorio. O peor aún, como mis amigos, esperan ser extinguidos simple y llanamente y dejar de existir para siempre jamás.

Flores Para los Muertos

Bueno, para los que no les guste lo que tengo que decir, o se opongan a ello, sólo puedo recordarles las palabras de Shakespeare:

“Hay más cosas en el cielo y la tierra, Horacio
Que las soñadas en tu filosofía.”

El mítico Don Juan, famoso gracias a Carlos Castaneda, también supo expresarlo de una manera bastante linda al proclamar:

– El mundo que nos rodea es un gran misterio.

No, de verdad, nadie puede pretender saberlo todo.

Pero todos somos libres de propugnar nuestras propias creencias. Y supongo que debe de haber quedado bastante patente, por lo que he escrito en esta entrada hasta ahora, que yo creo en el “más allá”. Creo que las almas existen y que ellas siguen vivitas y coleando. Simplemente se trasladan a una dimensión distinta.

En mi entender, las almas residen temporalmente en un mundo espiritual entre encarnación y encarnación, hasta que por fin alcanzan, en ese hermoso y ansiado día, el feliz y sublime momento cuando la reencarnación deja de ser un requisito ineludible en su evolución espiritual.

La vida en la tierra, con sus altibajos impredecibles y llenos de angustia, con su pasión y sus inmensas alegrías, es una escuela. Es un lugar diseñado para el aprendizaje de lo que se necesita saber y conocer para llegar a ser mejor persona, un alma más engrandecida.

¿Y a dónde van los alumnos cuando se acaba el cole?

¡Se van a casa, por supuesto!

Y eso, precisamente, es lo que pretende ser para nosotros el mundo de los espíritus. Un refugio donde descansar, relajarse y pasar hermosas veladas junto a los más queridos.

Pero sigues volviendo a la tierra una y otra vez porque, sencillamente, no te has graduado todavía, y aún te quedan cursos por terminar.

Pero no tienes por qué preocuparte. Terminarás la carrera cualquier día de éstos. Al igual que tus seres queridos.

Y entonces, cuando por fin llega ese momento tan añorado, podrás permanecer junto a tus seres queridos para siempre jamás, en ese mundo magnífico y misterioso donde residen los espíritus. Donde puedes ocuparte llevando a cabo tu trabajo, disfrutando plenamente de la vida como espíritu, asistiendo a clases en estos reinos más diáfanos. Puedes hacerlo en compañía de sus seres queridos. O es posible que decidas no trabajar con ellos.

Puede que descubras que tienes intereses distintos a tus seres queridos, pero eso no tiene porqué plantear ningún problema. Podéis simplemente quedar después del trabajo o de las clases, allá arriba en esa dimensión etérea y sublime, al igual que haces ahora con tus amigos en la tierra.

Y mientras ese día tan soñado os quede todavía muy lejano en el futuro, puedes reunirte con ellos y pasar todo el tiempo juntos, allá en el mundo de los espíritus, en el período entre vidas.

Hasta entonces, al tener que permanecer temporalmente separado de ellos, porque ellos están “muertos” y tú estás aquí, todavía viviendo en la tierra, puedes recordarlos y honrar su memoria en el Día de Todos los Santos. En el Día de los Muertos.

Flores Rojas